Seleccionar página

El pectus excavatum es una deformidad congénita de la pared torácica que consiste en un hundimiento del esternón y las costillas. En casos graves puede producir dolor torácico, sensación de dificultad respiratoria con el ejercicio, aumento de frecuencia cardiaca o arritmias. El tratamiento quirúrgico está indicado en casos que produzcan síntomas y en casos severos en los que el paciente quiere corregirse la deformidad por motivos estéticos o incluso psicológicos.

En los últimos años, hemos incorporado una nueva técnica mínimamente invasiva para la corrección del pectus excavatum en pacientes adultos, consistente en el implante de una prótesis de silicona diseñada a medida de la deformidad del paciente, a partir de imágenes 3D obtenidas de una TAC torácica preoperatoria. La prótesis se amolda perfectamente al hundimiento del tórax del paciente, colocando la prótesis por debajo de los músculos pectorales. Esta técnica quirúrgica ha supuesto una revolución en el tratamiento del pectus excavatum.

Los resultados de la operación son excelentes, el paciente solo requiere unas pocas horas de ingreso hospitalario y se reincorpora a su vida activa inmediatamente, dado que el proceso es muy poco doloroso, con una percepción de cambio de imagen inmediata.

La técnica de implantes personalizados 3D en pacientes adultos con pectus excavatum se ha incorporado a la Cartera de Servicios de nuestro Centro con altas expectativas y gran demanda de pacientes con pectus excavatum.

Dr. Antonio Álvarez Kindelán.

Jefe de Servicio de Cirugía Torácica.

Hospital Quirónsalud Córdoba.

Hospital Cruz Roja Córdoba.

 

 

 

 

Abrir chat