Seleccionar página

El Pectus Excavatum o pecho hundido, es la deformidad congénita más común de la porción anterior del tórax y está presente entre el 1 y 2% de la población, es más frecuencia en hombres que en mujeres. Suele estar presente desde el nacimiento, aunque suele ser más evidente a partir de la adolescencia. En las mujeres, el Pectus Excavatum puede ir acompañado de una asimetría mamaria.

La técnica de los implantes a medida 3D de silicona para pectus excavatum y síndrome de poland está desarrollada por la compañía española ACV.External y consiste en “rellenar” la deformidad sin tocar ni modificar la caja torácica. Otras técnicas tradicionales invasivas como Nuss o Ravitch requieren su modificación y un postoperatorio muy doloroso para el paciente.

Los implantes están diseñados para adaptarse congruentemente a la anatomía del paciente. La operación es sencilla, poco dolorosa, con una recuperación rápida y los resultados se ven en el mismo acto quirúrgico.

El Cirujano Torácico es el especialista que tiene que valorar el tratamiento efectivo y adecuado para cada paciente con Pectus Excavatum.

Ventajas de los implantes de Silicona para Pectus Excavatum y Síndrome de Poland.

Diseño personalizado 3D: ACV.External diseña implantes únicos para cada paciente con tecnología asistida por ordenador, utilizando la última tecnología. Se realiza una segmentación de los tejidos con un TAC realizado previamente en el centro hospitalario, diseño del implante y fabricación del mismo en elastómero de silicona. Los implantes son definitivos, de silicona polimerizada de grado médico registrados en la Agencia Española del Medicamente y la FDA.

Operación de bajo riesgo: La intervención se realiza bajo anestesia general y tiene una duración media de 1 hora.

  • El cirujano torácico realiza un dibujo en la piel con el prototipo del implante para posicionarlo con exactitud.
  • Se realiza una incisión  medial vertical de 6 centímetros para preparar la cavidad al tamaño del implante definitivo.
  • El implante se introduce por la incisión previamente realizada y queda posicionado debajo del músculo permitiendo que sea totalmente invisible.
  • El cirujano cierra la pared torácica en tres planos con sutura reabsorbible y aplica compresión con una faja.

Seguimiento postoperatorio: 

    • El postoperatorio es poco doloroso y se trata con analgesia convencional.
    • Los puntos son reabsorbibles y se lleva una faja durante 1 mes.
    • Abstenerse de prácticas deportivas durante 3 meses.
    • Para tener resultados óptimos con la cicatriz, cuidar que no le de la luz solar durante 1 año.

Resultado estético inmediato: Con el diseño a medida los resultados morfológicos son inmediatos. Según las encuestas realizadas a los pacientes, el 96% se encuentran satisfechos o muy satisfechos con los resultados obtenidos.

 

 

Abrir chat